¿Que es necesario para ser detective privado?

¿Qué hay que estudiar para ser detective?

En primer lugar, lo primordial es una formación en Criminología y Ciencias de la Seguridad. La definición más aceptada de criminología actualmente es “Ciencia del crimen o estudio científico de la criminalidad, sus causas y medios para combatirla”. Este tipo de estudios te permitirá crear perfiles de los delincuentes e investigarlos en su día a día, además de resolver conflictos o delitos y, en su caso, problemas específicos que demanden los clientes.

A parte de esto, también hay que asimilar la aplicación de los métodos de seguridad e intervención social, en especial para trabajar con delincuentes. Las diferentes temáticas con las que trabajarás son muy amplias, algunas de ellas son grafología, mafias y crímenes organizados.

La criminología tiene una gran relación con la psicología, medicina, antropología y sociología, por lo que también es fundamental saber lo primordial de cada una de ellas.

Habilidades y aptitudes requeridas para un detective

Algunas de las habilidades que necesita un detective son las siguientes:

  • Mente despierta
  • Estabilidad emocional
  • Capacidad de observación
  • Resistencia física
  • Paciencia y adaptación
  • Discreción
  • Conocimientos sobre nuevas tecnologías
  • Saber varios idiomas

 

¿Qué hace un detective privado?

Lleva a cabo procesos de investigación sobre conductas y hechos de personas que el cliente haya solicitado. El detective elabora un exhaustivo informe de los actos de dichas personas y de las ideas recogidas en la investigación, que puede ser requerido luego por el tribunal de justicia, en el caso de trabajar en este ámbito.

Los detectives trabajan en general con aseguradoras, mutuas, despachos de abogados, empresas de seguridad, instituciones financieras, entre otros. A parte de esto, pueden especializarse en campos específicos para trabajar en un ámbito en concreto.

Las áreas en las que trabaja un detective pueden ser particular, empresarial y legal, incluyendo esta última tanto el derecho civil como el derecho penal. Aunque también lo pueden hacer individualmente para una persona.

En general se dedican a investigar robos, homicidios, atentados, acusaciones o comportamientos de determinadas personas, como infidelidades, conductas de un padre o madre con sus hijos, etc. La investigación la pueden hacer a personas, grupos o incluso empresas u organizaciones.

A la hora de llevar a cabo la investigación, el detective deberá seguir al sospechoso, entrando en los mismos lugares a los que acude o vigilándolo de cerca, estando al tanto de los sitios que visita, las personas con las que se reúne y los comportamientos que tiene. En estos casos tendrá que desplazarse también a lugares lejanos o en horarios poco habituales.

El detective deberá llevar un registro detallado de cada movimiento que realiza la persona sospechosa, inclusive puede aportar fotos y vídeos que justifiquen la investigación.

Contacta con Detectives Menacho
No dudes en contactar con nosotros si tienes algún problema que precise de un detective privado.

0 Comentarios

Deja un comentario