Las bajas laborales fingidas

Las bajas laborales y los detectives privados

Las bajas laborales están aumentando en los últimos años, sobre todo si nos referimos a las causadas por contingencias comunes, como se puede ver en el gráfico (Datos obtenidos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social). Esto está viéndose reflejado en un gasto del presupuesto del estado cada vez mayor, y superior al establecido, por lo que la investigación de estas bajas se está convirtiendo en algo más que necesario y para lo que se recurre a los detectives privados.

evolucion-bajas-laborales

El principal problema recae en la facilidad con la que se puede engañar a los médicos, porque no es complicado en absoluto. Cualquier profesional puede cometer errores y esto facilita las bajas fingidas, ya que existen muchas dolencias que son difíciles de medir. Como suelen ser los casos de lumbalgia, cervicales o depresión. En caso de baja por cualquiera de estas razones, las sospechas estarán más que fundadas.

Si nos basamos en el artículo de El País vemos que las bajas fraudulentas suponen el 90 % del trabajo de los detectives privados.

¿Puede cualquier persona investigar una baja laboral?

Está claro que no cualquier persona puede solicitar una investigación, con validez legal, frente a un tercero totalmente ajeno para averiguar si su baja laboral es fingida. Esta investigación violaría los derechos de intimidad y no respetaría la privacidad de la persona investigada. Por lo tanto, quien solicite la investigación de un tercero debe tener algún tipo de relación con el investigado, algún interés legal en el proceso.

Normalmente este interés recae en las empresas o en las mutuas, que son los que pueden verse perjudicados o que tienen un interés ético y moral en que no haya este tipo de comportamientos fraudulentos. En base al Estatuto de los Trabajadores podemos leer que el empresario puede emprender acciones legales y de investigación en casos como este.

Aunque debemos destacar que existen una serie de requisitos que deben cumplirse para poder contratar los servicios de detectives para este tipo de casos y que las pruebas encontradas tengan valor judicial. Podemos ver en la sentencia del Tribunal Superior de Justicia cuáles son estas condiciones:

  • Que exista una sospecha fundada de un incumplimiento contractual por parte del trabajador;
  • que el empresario no tenga otros medios eficaces para comprobarlo y,
  • que no se empleen para preconstituir una prueba

Puntos básicos para investigar una baja laboral

Aunque lo más recomendable es recurrir a un profesional, que te ofrecerá asesoramiento legal y estará preparado para desarrollar la investigación y que ésta tenga validez judicial. Existen ciertas acciones para averiguar la veracidad de una baja laboral.

Lo principal, y dónde muchos trabajadores en baja fallan, son las redes sociales. Normalmente publican o comentan ciertas cosas comprometedoras que van a desmentir su estado.

También podemos obtener información de los vecinos, amigos y compañeros de trabajo, ya que puede ser que, en algún momento, aunque sea por error, alguien corrobore el estado fraudulento del investigado.

Algo básico para tener en cuenta es la relación con el médico que te facilita la baja. Esto es primordial ya que, si existe algún vínculo, será muy probable que se trate de una baja fingida y pactada con antelación.

Por último, pero no menos importante, el control de la vida diaria. Está claro que, si la baja está basada en una limitación física o mental, habrá ciertas actividades que no pueda hacer. Por ejemplo, sería raro ver a una persona, que se dio de baja por dolores en las cervicales, practicando boxeo.

Aunque desde Menacho recalcamos que la mejor opción es recurrir a un profesional con servicios de detectives privados y que nos ayude con nuestras sospechas de fraude por bajas fingidas.

Consecuencias negativas para la empresa

Es evidente que la empresa se puede ver perjudicada por cualquier baja, pero sobre todo si se trata de bajas fingidas o fraudulentas. Esto puede verse reflejado en los resultados de la empresa tanto de forma directa, por los costes laborales, como indirecta, por el decremento en la producción. En el caso de las empresas pequeñas, la ausencia de un trabajador puede ser crucial para la producción del servicio o producto.

Por esto, es más que necesario emprender acciones legales si se tienen sospechas de que hay alguna actividad fraudulenta. Aunque se incurra en algunos costes por los servicios prestados, sería mucho más caro no hacer nada y quedar a la espera de que el problema se solucione.

Además, no hacer nada puede incitar al resto de trabajadores a tomar ejemplo. Si consideran que no habrá ningún tipo de represalia por querer defraudar a la empresa y a la seguridad social, puede que algunos se motiven a seguir el mismo camino.

Por esto, en la actualidad en la que existen tantos trucos para defraudar y estafar a los distintos organismos es tan destacable la importancia de los detectives privados.

Contacta con Detectives Menacho
Si crees que estás siendo estafado por alguno de tus empleados, no dudes en contratar nuestros servicios de detective privado. Evita gastos innecesarios para tu empresa.
Tags: , ,

Related Article

0 Comentarios

Deja un comentario